Conflictos, conflictos, conflictos por todos lados

conflictosThumbnail

 

Ya está aquí, ya llego, domingo de Rompiendo Patrones con “Conflictos, conflictos, conflictos por todos lados”, no quiero ser dramática, pero soy humana, coach pero humana, jajajaja, solo bromeo, muchas veces por instantes me siento como si estuviera viendo a través de un gran cristal aquellos con los que interactuó, verlos desgastarse dentro de una junta refutando su punto o que tal cuando se presenta una idea innovadora a los colegas gerentes, no falta ese uno que no le late la idea y arremete con todo.

Todavía me acuerdo en mis tiempos de novata, bueno sigo siendo novata, todos los días se aprende cosas nuevas, me refiero aquellos tiempos cuando no sabía el corazón de la comunicación, escuchar con profundidad y atención al otro, me las veía difícil en la negociación con mis compañeros de trabajo, la verdad es que terminaba frustrada, enojada y desmotivada.

Y que tal cuando, en lugar de estar viendo desde un cristal me encuentro atorada dentro del conflicto, si así es, para que te voy a mentir aun con un poquitín de experiencia en, muchas veces me he dejado arrastrar por varios factores que motivan los conflictos con mis compañeros de trabajo, te soy sincera, no puedo mentir, son más comunes con mi esposo, jajaja, como sabes a los conflictos los podemos encontrar en cualquier momento.

Ya me estoy preparando para todo lo que viene de posibles desacuerdos con tremendo proyecto que tengo en puerta, así que hoy en lugar de video blog te traigo en este blog en base a mi experiencia los conflictos más comunes que se presentan en las áreas de trabajo por lo general son conflictos donde las emociones se encuentran presentes o cuando las partes no se ponen de acuerdo en esa actividad en común.

Tipos de conflictos desde mi punto de vita, te los menciono como yo se los referiría a alguien muy cercano:

  1. El aderezo de tu historia personal

Que tal cuando traemos algún sentimiento atorado con el de compras por x razón, toca trabajar con él, entonces le agrego a la situación mi aderezo lleno de sentimiento, cobrarme una injusticia de su parte, coraje por aquella vez que me exhibió en la junta, etc. Simple y sencillamente aquí se encuentran los sentimientos involucrados en un lugar donde no deben de estar presentes.

¿Qué hacer?, lamentablemente esta situación es muy común, entonces, si la situación no tiene remedio, el sentimiento es muy fuerte, no hay más que, abordar en privado con esa persona el tema, si así es, tienes que ser valiente, si es que realmente estas interesado que las cosas en tu trabajo fluyan lo mejor posible, ya sea el caso, tratar de sanar lo que paso, negociar los acuerdos, o la mejor aún pedir una disculpa y moverse lo más pronto posible de ese estado emocional que no te está beneficiando.

Debes de tener en cuenta que algunas veces no terminarán las cosas lo mejor que quisieras, pero te aseguro que abordar el tema en pro del beneficio de tu trabajo y de ambas partes, resultara de ello ganancias que te permitirán avanzar.

 

  1. El dilema de quien hace que.

Cuando las tareas no son bien administradas, delegadas o el caso que se entregan actividades, pero hay uno que considera que no debería de hacer esa actividad que se le delego, ufff, ahí viene la problema, dijeran mis paisanos.

¿Qué hacer?, primero si eres el que delegas las actividades, asegura que tengan que ver con el área de la persona, con las descripciones del puesto, de no ser este el caso y es una actividad especial, explica a la persona la razón por la que están dando dicha actividad y los beneficios que trae el que él se encargue de ello. Si el caso es al revés, ósea a ti te delegan actividades que no crees que aplican a tus responsabilidades, en privado aborda el tema estando relajando, positivo y proactivo, comprometido en ser soporte del proceso de trabajo que se está requiriendo en ese momento, expón tus preocupaciones, busca con tu jefe o la persona que delego dicha actividad el mejor camino. Enfoca tu análisis de la situación en lo que se quiere lograr con dichas actividades, que beneficios trae a tu departamento, a tu empresa, esto te ayudara mucho a tomar buenas decisiones, recuerda que aunque tu hagas el trabajo no solo se trata de ti, hay una sinergia de departamentos y personas que se unen a tus procesos de trabajo.

Te invito a que esta semana dediques analizar los conflictos que te enfrentas en tu día de trabajo, no los dejes como la simple anécdota de “que pesada es la compras, siempre me complica la vida”, piensa que hay más detrás de esa frase, que tanto estas tu envuelto en dicha situación, como puedes hacer que esa situación se mueva a beneficiar tus procesos de trabajo.

Y si ya has pasado por algún conflicto, nútrenos con tu experiencia, ¿en qué situación te encontrabas y que te funciono para moverte positivamente?

Como siempre agradecida por que me lees, me sigues, besos y bendiciones, ÉXITO, nos vemos en la siguiente.

Yamel

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s