Caníbales de espacios.

yotunosotros

Estaba en una tarde soleada entendiendo a medida de lo posible el por qué solemos los seres humanos abarcar los espacios de los otros, fue tanto mi introspección que pensé desde el nacimiento, somos tan pequeños, hermosos e indefensos, no somos autosuficientes por lo tanto es responsabilidad de nuestros padres proveernos de lo que necesitamos, empezamos un largo camino de aprendizaje, me parece que crecemos creyendo firmemente que “la atención” que los otros nos proveen debe de ser una obligación, creemos que esta es la manera como nos demuestran su amor y es la manera como interactuamos con nuestro entorno… no me mal interpreten, tengo claro que a los niños debemos amarles, darles atención y todo lo que ustedes puedan agregar pero el problema radica en una línea tan delgada que nos confundimos en nuestra edad adulta.

Cuando somos adultos nos perdemos de nuestra esencia, dependemos de lo que los demás nos puedan dar, esperamos que los amigos siempre nos tomen en cuenta, que la pareja nos atienda, que ella se comporte como nosotros queremos, tristemente llegamos a convertirnos en “caníbales de espacios” comiendo la integridad del otro, menospreciando y reduciendo… permitimos que esos espacios sean comidos a cambio de un concepto de amor (aprecio) mal entendido.

Se de adolescentes que desean morir por la falta de ese amor, esposos insatisfechos buscando afuera lo que según no encuentran en sus esposas, mujeres que se sienten abandonadas por sus maridos, adolescentes que viven de migajas de amor, parejas que se manipulan a diario considerando que eso es amor, matrimonios que se controlan la vida con una dependencia enfermiza.

Somos tan “caníbales de espacios” que creemos que todo debe de girar a nuestro alrededor, nos volvemos egoístas y queremos que los otros nos necesiten, actúen y hagan lo que uno desea.

Vivimos hambrientos de amor, buscando amor a cada momento y no nos damos cuenta que ese amor está dentro de nosotros, tenemos el poder de amarnos, de valorarnos y de ser felices, cuando aprendamos el cómo amarnos nos daremos cuenta que si es posible encontrar el amor partiendo no desde el otro si no desde nosotros, compartiendo sin condiciones, dejando atrás un poco a ese “caníbal de espacios”.

Yo por mi parte renuncio a ser “caníbal de espacios”, me dedicare a alimentar mi propia fuente de amor, amarme a mí misma y amar al otro por elección no por necesidad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s